Budismo en Occidente

Transmisión del budismo en Occidente

A la mitad del siglo XX, después de las agitaciones y cambios políticos en Tíbet, muchos lamas tibetanos huyeron a occidente. Como consecuencia, las enseñanzas de Buda ahora están disponibles para los occidentales.  Hay cuatro escuelas principales de budismo que se establecieron en Tíbet y ahora también en Occidente: Nyingma, Sakya, Kagyu, y Gelug.

Cada una de estas tradiciones posee los medios hábiles que nos llevan a la realización. Cada una le ha dado énfasis en enseñanzas y meditaciones particulares, para proveer de un sistema de práctica coherente.  Diferentes sistemas atraerán a diferentes personas tu podrás encontrar que tienes una afinidad natural con algunas de las enseñanzas de una escuela en particular.

Todas estas escuelas principales continúan enseñando las enseñanzas de las Tres Canastas (Tripitaka), los tantras y los shastras. Además, nombran a maestros calificados para transmitirlas a sus estudiantes. Es solo a través de la transmisión directa de las enseñanzas por maestros calificados, seguida de la reflexión y la práctica, así como la clarificación de su significado que podemos desarrollar confianza en ellas. La verdadera confianza se logra cuando la verdad de las enseñanzas es probada directamente en nuestra vida diaria, en nuestra experiencia.

El entrenamiento budista en Occidente

Algunas personas piensan que las enseñanzas y prácticas tradicionales deben ser ‘re-inventadas’ para satisfacer a un público occidental y hacerlas más accesibles.

En Dechen, creemos que los occidentales deben tener la oportunidad de recibirlas y practicarlas como fueron enseñadas por Buda y como fueron practicadas originalmente en India y en Tibet. Nos enfocamos por tanto en los métodos de transmisión y práctica que han sido probados; pero distinguimos entre las costumbres culturales y las enseñanzas propias.

Llevó muchas generaciones para que las enseñanzas budistas se establecieran apropiadamente en Tibet y se vivieron muchos retos para lograrlo. Los tibetanos se volvieron muy meticulosos en el aprendizaje de las enseñanzas originales que les fueron transmitidas de India y en copiar la forma en que sus predecesores practicaban.

Debemos seguir su ejemplo y aprender y practicar las enseñanzas; así como seguir el entrenamiento budista auténtico en nuestro contexto social contemporáneo.